Ciudad de México, 24 de enero.- Integrantes del Frente por la Defensa de la Tierra, el Agua y la Vida interrumpieron el Congreso del estado de Colima mientras se llevaba a cabo la sesión ordinaria e hicieron firmar un documento que los obliga a renunciar a los vales de gasolina que reciben mes con mes, que ascienden a 10 mil pesos cada uno.

Al menos 50 manifestantes con mantas contra el Presidente Enrique Peña Nieto, burlaron la seguridad e ingresaron al pleno donde los legisladores daban inicio con su reunión.

Las exigencias fueron expuestas:

“Que los diputados locales aprueben un exhorto dirigido al Congreso de la Unión y al Presidente para que la reforma energética que entró en vigor en 2014, y la Ley de Ingresos de 2017, sean derogadas, son las principales exigencias de los manifestantes”, a través de Monserrat Cárdenas, expresó una de las manifestantes.

También les pidieron a los congresistas que renuncien a sus seguros de gastos médicos, disminuyan sus elevados sueldos y que presenten una propuesta para anular el gasolinazo.

El 6 de enero pasado, tras una marcha que arrancó del Jardín Libertad y el 6 de enero para protestar en el Congreso local, tuvo que ser cancelada la sesión para salvaguardar la integridad de los funcionarios.

De los 25 diputados que integran el pleno, sólo la legisladora panista Martha Leticia Sosa Govea no firmó la renuncia a los vales por no haber ido ese día a trabajar, sin embargo, los manifestantes amenazaron con volver para la próxima Sesión Ordinaria.

 

Con información de Sin Embargo