Oficinas familiares saldrán adelante tras pandemia: Rodrigo Besoy Sánchez

 Rodrigo Besoy Sánchez, el destacado asesor patrimonial, adelantó que una vez asimilada la pandemia y reactivadas las operaciones comerciales, las oficinas familiares aumentarán sus actividades de inversión.

“El modelo de las “Family Offices” u “Oficinas Familiares”, será uno de los primeros en reactivar su actividad post coronavirus, puesto que en su mayoría son inversionistas patrimoniales con visión de largo plazo. Veremos cómo las oportunidades de fusiones y adquisiciónes (M&A) tendrán mayor actividad, principalmente en sectores como el de salud, logística, automatización, oficinas virtuales, comercio, educación, entretenimiento y desde luego bienes raíces”, asegura.

 Besoy Sánchez adelantó que será necesario pensar en estrategias de coinversión y valuaciones atractivas para lograr beneficios mutuos y sinergia empresarial con precios justos para inversores.

“La coyuntura actual limita realizar inversiones bien informadas en este momento, sin embargo, como Oficinas Familiares sí podemos comenzar con el trabajo de investigación del mercado, análisis de riesgos y planificación anticipada para que en el primer momento de estabilidad, nuestros clientes tengan en su poder la información necesaria para poder tomar decisiones acertadas”, enfatiza el asesor patrimonial de origen mexicano.

Sobre el brote de coronavirus (COVID-19) y los retos que deberán enfrentar las Oficinas Familiares (FO, por sus siglas en inglés), Rodrigo Besoy Sánchez indica que se trata de un negocio como cualquier otro en el que la pandemia impactará durante los próximos meses a sus inversiones y tendrá los mismos desafíos que cualquier otra empresa para iniciar su recuperación.

En en este momento será crucial que tanto las familias, como los ejecutivos y sus asesores trabajen conjuntamente para lograr que la recuperación de sus inversiones sea lo mas rápida posible, en pro de sus negocios, sus empleados y su patrimonio.