Diseñarán desalinizador de agua marina para zonas vulnerables

 desanilizador

Colima, 12 Sep.- La Universidad de Colima recibirá un millón y medio de pesos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) con el fin de desarrollar un prototipo para convertir el agua de mar en potable y suministrarla limpia a poblaciones de escasos recursos en condiciones de vulnerabilidad, especialmente durante fenómenos meteorológicos.

Así lo informó Manuel Gerardo Verduzco Zapata, catedrático de la Facultad de Ciencias Marinas de la Universidad, quien precisó que una parte de ese dinero será destinada a construir un dispositivo a escala de un desalinizador, que será probado en un canal y en una alberca de oleaje, así como en aguas manzanillenses.

“El prototipo será capaz de producir agua potable proveniente del océano de manera sustentable y de forma autónoma al ser impulsado por el movimiento de olas, lo cual toma en cuenta los diversos estados del mar y las condiciones oceanográficas del Pacífico mexicano”, explicó el catedrático.

Añadió que la Universidad se encargará del estudio hidrodinámico del dispositivo para ver cuál es su eficiencia al bombear agua bajo distintos estados de mar; es decir, analizarán la respuesta del prototipo al interactuar con olas de distintas características, de diferentes alturas y periodos.

“Además de hacer pruebas físicas en el laboratorio, lo haremos mediante servidores de alto rendimiento equipados con software especializado en dinámica de fluidos para corroborar la información”, puntualizó.

Este recurso, dijo el investigador, fue obtenido luego de ganar un proyecto en el marco de la convocatoria “Problemas Nacionales en la Temática de Océanos y su Aprovechamiento”, en la categoría “Joven investigador”, con un plazo de entrega de dos años.

“El objetivo es desarrollar un prototipo desalinizador de aguas de mar que funcione con el movimiento del oleaje, y ayudar a suministrar agua limpia para el consumo humano en poblaciones aisladas o con escasos recursos en regiones costeras”, detalló.

Explicó que el proceso de desalinización por ósmosis inversa requiere de mucha energía por parte del dispositivo (una boya), por lo que se pretende aprovechar la energía cinética proveniente del movimiento de las olas, la cual se utilizará para presurizar el agua requerida en el proceso de bombeo a través de filtros y dar paso a la desalinización, esto sin contaminar.

“Nos interesa mucho que tanto la comunidad científica como la gubernamental y productiva, se enteren de lo que hacemos y que existan más apoyos para desarrollar esta tecnología”, subrayó Verduzco Zapata, quien agregó que a través de congresos pretende divulgar sus resultados.

Indicó que sus objetivos son la formación de estudiantes de licenciatura o maestría del área, publicar en revistas indexadas, participar en congresos y crear una página WEB con la información más relevante del proyecto. Para más información y fotos, consultar http://sarosdesalination.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recientes