Don Rubén mantiene tradición de artesanías

Don Rubén mantiene tradición de artesanías

“Inicié este oficio porque trabajaba y no ganaba lo suficiente para sostenerme, dijo Don Rubén Castillo Gutiérrez, de 76 años de edad, fabricante y vendedor de piezas artesanales en el jardín Torres Quintero, ubicado a espaldas de la Catedral de Colima.

Don Rubén, especialista en juguetes torneados en madera aprovechó la ocasión para invitar a la población a adquirir sus trompos, baleros, yoyos, resorteras, cortineros en el llamado Tianguis Cultural y Artesanal Ana Martell, que se instala los días viernes, sábado y domingo, de 11 a 8 de la noche, porque mantiene la tradición colimenses de venderse «al natural» sin pintar sus artículos de madera.

“Me gusta hacer todo. Nadie me obliga yo lo hago por mi gusto y casi todo lo que yo hago es creativo. Entonces lo que es creativo es un gusto hacerlo y lo que es forzado no es lo mismo. No hay como uno hacerlo, exponerlo y si le gusta al cliente se vende”,

Don Rubén platicó con El Pulso de Colima en su centro de trabajo, ubicado en el conocido Jardín del Arte, ubicado en la calle Leonel Ramírez 9 de la colonia San Isidro del municipio de Villa de Alvarez, que ya no le dedica mucho tiempo a fabricar sus artesanías por cuestiones de salud.

“Tengo tres quebraduras en la espina dorsal, estoy trabajando, pero me siento cansado y voy me acuesto y al rato me levanto, por eso le dedico unas dos horas más o menos a mi trabajo”, expresó triste.

Don Rubén aprovechó la ocasión para invitar al tianguis a los colimenses que gusten de adquirir artesanías; y “si las personas están en condiciones de comprarme algo, acudan a hacerme el favor de comprarme algunas de las cosas que yo vendo”.

Don Rubén hizo una invitación a las autoridades correspondientes a que los asesoren para que en esta temporada de lluvias no dejen de vender, porque sus toldos se ven frágiles ante el agua y el viento.

Noticias Relacionadas

Destacadas

Lo mas comentado