Solidaridad por millones de abejas muertas

Las abejas se encuentran en peligro de extinción.
Solidaridad por millones de abejas muertas

La Colmena del Abuelo, empresa que produce en nuestra entidad 100 miel real de abeja, se ha solidarizado con el sector apícola luego de la noticia que emitió Elvira Silva Jiménez, profesora de la Facultad de Ciencias Biológicas y Agropecuarias de la Universidad de Colima, Campus Tecomán, sobre la mortandad de millones de abejas en apiarios ubicados en los municipios de Tecomán y Armería.

Tres días después de darse a conocer esta mala situación, la Colmena del Abuelo, se solidarizó con este sector, quienes dijo “han perdido gran parte de sus colmenas en Tecomán y Armería debido a los agroquímicos en los campos”.

“Levantamos la voz, pues no solo es una pérdida económica para los apicultores sino un daño al suelo, los ecosistemas, las abejas y demás polinizadores”, expuso.

Esta empresa productora, ubicada en el municipio de Coquimatlán, confirmó en sus redes que “algunas de nuestras colmenas también se encuentran allá esta temporada y solo esperamos que esos químicos no lleguen a donde ellas están y que puedan volver sanas y fuertes a la próxima temporada de cosecha”.

Ante más de 400 colmenas afectadas y un equivalente de 30 millones de abejas muertas, el fabricante de miel pide que el sector agrícola “fumigue por las noches, y si sabe de un apiario cerca, que avise al apicultor para que él pueda tomar las medidas necesarias antes de que usen los agroquímicos”.

Por ello, enfatizó su solidaridad con sus compañeros apicultores esperando también que nuestras abejas salgan ilesas de esta situación.

Cabe destacar que desde el pasado 05 de agosto, la autoridad universitaria declaró a los medios de comunicación que “fueron más de 637 colmenas pérdidas con un saldo de 30 millones de abejas muertas” aproximadamente, en solamente 15 días, lo que equivalía al 30 por ciento de la producción; y constató que en la entidad hay más de 350 especies abeja meliferas y meliponas que se pudieron haber afectado.

Para el día 25 de agosto de ayer, representantes de la Universidad de Colima sostuvieron un diálogo entre apicultores y agricultores donde dieron a conocer que el químico que ha provocado la “muerte de millones de abejas en Tecomán (El Real y Pascuales) y Armería, el Fipronil, un químico altamente tóxico usado no solamente en algunos cultivos sino en diversas áreas como la veterinaria, entre otras”.

De esta manera, fue propiciado un diálogo entre apicultores y agricultores para lograr disminuir, o en el mejor de los casos, eliminar el uso de agroquímicos en los cultivos.

Mientras que el 7 de agosto, Día Nacional de las Abejas, la Colmena del Abuelo recordaba que su mayor enfoque como apicultores es la especie “apis melífera”, de la cual existe una gran variedad de abejas nativas, 20 mil aproximadamente en todo el mundo, 2 mil en México; de las cuales unas cuantas viven en comunidad y otra mayoría son solitarias.

“Hoy en Colima existe una emergencia sobre la mortandad de abejas melíferas, 700 colmenas perdidas aproximadamente, 9 apicultores afectados (de los que se saben hasta el momento); este conteo es sin tomar en cuenta al otro porcentaje de abejas nativas y polinizadores que nadie ve y nadie contabiliza, incluye mariposas, murciélagos, bichos, etc”.

Su importancia es vital, algunas especies tienen preferencias por ciertas flores, hay algunas abejas expertas polinizando calabazas, jitomates, por ejemplo, si estas especies desaparecen, estos alimentos y algunos otros también se verían afectados.

Y el pasado 05 de agosto, en rueda de prensa apicultores de Tecomán y Armería declaran estado de emergencia

Pidieron el apoyo emergente, pues “las aplicaciones son en todo el estado, pero el químico más agresivo que está matando a las abejas es la molécula de “Finopril” que se usa en el coco y limón; Tecomán y Armería son los municipios más afectados con un total de 736 colmenas devastadas por intoxicación; solo en un periodo del 16 al 25 de julio; y tenían entre un 73 a 75% de bajas, no hay conciencia de que las abejas son los mejores polinizadores para los cultivos, pues el 75% de alimentos que se consumen los polinizan las abejas.

Finalmente, el 18 de agosto, el diputado Alfredo Álvarez Ramírez, utilizó la tribuna del Congreso del Estado para exhortar por este tema a las autoridades competentes de los tres órdenes de gobierno para que impulsen acciones inmediatas que establezcan la regulación, la vigilancia, el buen uso o, en su caso, la prohibición de plaguicidas altamente peligrosos y protejan al sector apícola a través de una estrecha comunicación entre autoridades, agricultores y apicultores.

Noticias Relacionadas

Destacadas

Lo mas comentado