¿Deben preocuparse los colimenses por la viruela del mono?

¿Deben preocuparse los colimenses por la viruela del mono?

Ha transcurrido casi un mes desde que la Secretaría de Salud de Colima confirmó el primer caso de viruela del mono o viruela símica en la entidad. 

El caso fue dado a conocer en la tercera reunión extraordinaria del Comité Estatal de Seguridad en Salud (CESS), y se trataba de una mujer de 45 años, quien presentó un cuadro clínico de fiebre, dolor en músculos, articulaciones, zona lumbar, dolor retro ocular y erupciones cutáneas en cara, cuello, hombros y extremidades inferiores. 

A la paciente se le dio el seguimiento clínico pertinente por un transcurso de 21 días, así como a las personas que tuvieron contacto con ella, afortunadamente evolucionó sin contratiempos ni presentar síntomas o lesiones en la piel severas.  

Desde entonces, Colima no ha registrado un nuevo caso de viruela del mono; aunque se mantiene dentro del 46.87% de los estados que al menos han registrado un caso. 

En tanto, a nivel nacional, de acuerdo con la Secretaría de Salud el total de casos asciende a 91, con 236 sospechosos, pero no confirmados. 

Asimismo, solo 10 entidades tienen más de un caso, siendo la Ciudad de México la que agrupa la mayor cantidad con 45, seguida por Jalisco con 22 casos, así como Nuevo León, Tabasco y Veracruz con tres casos. 

Casos de viruela del mono en México.

¿Podrían aparecer más casos en Colima? 

Para responder dicho cuestionamiento, se pueden tomar en cuenta varios factores, siendo el primero de estos que, la entidad del Pacífico ha sido una de las menos afectadas por la pandemia de Covid-19; ya que, hasta el momento solo acumula 65 mil 802 casos y 2 mil 222 defunciones, siendo el estado con el menor número de decesos. 

A pesar de que se podría argumentar que el tamaño del estado puede influir para estos números, también es cierto que se han aplicado y seguido las medidas sanitarias adecuadas. 

Por otro lado, también debe señalarse que, la viruela del modo no es una enfermedad endémica de México, lo que significa que el padecimiento es de recién arribo y no se ha causado por contacto con animales que son reservorio del virus. 

No obstante, un factor negativo para la población de Colima puede ser que sus vecinos de Jalisco registran el segundo mayor número de casos. 

¿Cómo prevenir los contagios? 

La enfermedad fue dada a conocer en 1958 en un laboratorio de Dinamarca, aunque el primer caso humano se registró en la República Democrática del Congo.  

La transmisión de este padecimiento ocurre por medio de animales como ardillas, ratas y simios; a su vez una persona contagiada puede contaminar a otra a través de secreciones de las vías respiratorias o con lesiones cutáneas de una persona infectada, líquidos corporales, gotículas respiratorias o materiales contaminados como la ropa de cama. 

La incubación de la viruela del mono dura entre 7 y 13 días, aunque también puede variar entre 5 a 21. 

La infección se divide en dos periodos; en el primero se pueden presentar síntomas como fiebre, dolor lumbar, dolores musculares, falta de energía, inflamación de los ganglios linfáticos y dolor de cabeza intenso; en tanto, en el segundo aparecen erupciones cutáneas alrededor de la cara, las palmas de las manos y las plantas de los pies, viéndose afectados también las mucosas orales y los genitales. 

Por todo esto, la Organización Mundial de la Salud recomienda evitar el contacto físico con las personas infectadas o que sospechan estarlo; evitar el contacto con los objetos personales y usados por personas contagiadas; y lavarse las manos con agua y jabón constantemente o utilizar gel antimaterial, así como el uso de cubrebocas. 

Finalmente, las personas infectadas deben tener en cuenta el cubrir su nariz y boca con la parte interna del codo al estornudar o toser, tal como se hacía con el Covid; evitar compartir alimentos, bebidas o artículos personales; así como usar cubrebocas obligatoriamente. 

Noticias Relacionadas

Destacadas

Lo mas comentado