México, a 23 de agosto.- Hoy en día el tema de las criptomonedas se ha convertido en uno de los más recurrentes durante la pandemia, según el especialista Rodrigo Besoy Sánchez.

Bancos centrales alrededor del mundo no terminan por decidir una regulación a los activos digitales; sin embargo, eso no ha detenido el aumento gradual en la adopción de criptomonedas a lo largo de 2021.

El especialista en inversiones, estableció que, tal como lo refiere la propia Goldman Sachs y otras instituciones, actualmente a través de las criptomonedas se busca una cobertura contra una inflación más alta.»

Una palabra clave en lo que estamos observando con respecto al repentino interés por invertir en criptomonedas yace en la diversificación.

Oficinas familiares: Rodrigo Besoy

Ya que como se sabe durante mucho tiempo las Oficinas Familiares han invertido en gran medida en capital privado y bienes raíces”. 

Las tasas bajas prolongadas y otros desarrollos macroeconómicos luego de un año de estímulo fiscal y monetario global sin precedentes”. 

Rodrigo Besoy Sánchez manifestó que el interés de las Oficinas Familiares por las criptomonedas no desaparecerá.

Y posiblemente, seguirá aumentando conforme existan mayores regulaciones en su uso.

Sin importar los altibajos de estos activos, los cuales por ejemplo en el último semestre llevaron al Etherum a subir más del 100% en su valor.

Otras criptomonedas como el Binance Coin, XRP, Caradano y Dogecoin

Según, una estimación de 2019 del investigador Campden Weath, «se valuaron los activos de este tipo de entidades en cerca de seis billones de dólares”, y las criptomonedas se consolidan como un factor importante en el mercado durante la pandemia de coronavirus.

Cuando tomamos como referencia un segmento tan importante como las Oficinas Familiares a nivel global, y que estas desean adoptar inversiones en criptomonedas, hablamos de un respaldo extra para dichos activos digitales.
Sobre todo cuando se sabe que de acuerdo a una estimación de 2019 del investigador Campden Weath, se valuaron los activos de este tipo de entidades en cerca de seis billones de dólares.