Rodrigo Besoy: Surgen startups en reconfiguración del mercado de arte

Foto: especial
Rodrigo Besoy: Surgen startups en reconfiguración del mercado de arte

México, 9 julio.- En los últimos años el arte se ha consolidado como un segmento de mercado en el que las inversiones tienen tendencia a ser más seguras, donde la volatilidad no impacta con la misma fuerza que lo haría en otros sectores e inclusive que, con el tiempo posibilita generar mayores dividendos de una inversión casual, establece Rodrigo Besoy Sánchez.

En distintas ocasiones el también especialista en inversiones ha señalado que, acceder a piezas de colección en galerías, exposiciones o subastas no es exclusivo de un sector, pues existe un extenso universo de artistas y colecciones a las que se puede tener acceso a través de diferentes canales digitales, mismos que son más aceptados  tras la pandemia y las limitantes por el distanciamiento social.

«El entorno digital ha envuelto al mercado del arte, por lo que hacer inversiones en piezas de esta naturaleza ahora está más al alcance. De tal manera que, a la posibilidad de acceder a subastas en línea, visitar exposiciones en galerías virtuales,  o llevar a cabo compra de NFT´s ahora se suman startups especializadas en inversiones en arte, las cuales aprovechando el empuje del entorno Fintech tomaron fuerza desde antes de la pandemia».

Besoy Sánchez reconoce que las Fintech tomaron gran fuerza con la pandemia y han llegado a niveles importantes de financiamiento tanto en América Latina como en Europa, dándoles oportunidad de crecer y diversificarse hasta encontrar en diferentes mercados las condiciones necesarias para valerse de las herramientas que la tecnología y la economía digital les permiten.

 

 

Tecnología al servicio de las inversiones en arte

 

«En este contexto apareció, por ejemplo, la startup neoyorkina Masterworks. Con tan solo tres años de vida logró posicionar su concepto de propiedad fraccionada de activos de lujo entre los más solicitados, ya que la gente desea tener acceso a bienes como obras de arte de grandes artistas a nivel mundial, a las cuales difícilmente en otras circunstancias habría tenido acceso”.

Rodrigo Besoy hace referencia a Masterworks que al igual que otras startups está ofreciendo incorporación a las personas entusiastas por invertir en arte, y la mejor parte está en la segmentación que pone en marcha, al proporcionar, por un lado, el acceso a obras de artistas financiables como Claude Monet a un bajo riesgo; aunque por otro, además a artistas emergentes o a mitad de su carrera, cuyas obras pueden brindar a los inversionistas un retorno de entre el 12 y el 20 por ciento con un riesgo moderado.

“Para cualquiera que se vaya adentrando en el mundo del arte resulta fantástico e incluso idílico invertir en obras valuadas en millones de dólares, lo cual ahora es posible a través de estos startups; sin embargo, tampoco se debe desdeñar el otro segmento, el cual obviamente es con rendimientos a largo plazo, pero que puede dejar interesantes dividendos”.

A mediados de la década del 2010, recuerda Rodrigo Besoy Sánchez, una startup mexicana llamada Cultura Colectiva tuvo un gran auge, misma que mediante una plataforma electrónica generaba ventas de arte en línea de artistas emergentes que ofrecían sus obras y diseños exclusivos, siguiendo los pasos de otras plataformas en Alemania y Estados Unidos.

 

Noticias Relacionadas

Destacadas

Lo mas comentado