Teletrabajo obliga a repensar uso de oficinas: Luis Domingo Madariaga Lomelín

Foto: especial

Luis Domingo Madariaga precisa que es un buen momento para repensar sobre la construcción de espacios destinados a oficinas.

México, 15 junio.- El sector de oficinas ha sido uno de los más castigados por la pandemia, con la aparición e implementación del denominado Teletrabajo. En ese sentido, el especialista inmobiliario Luis Domingo Madariaga Lomelín señala que aún cuando durante el primer trimestre de este año se registra una ligera recuperación, las cifras obligan a repensar el uso de las oficinas e incluso en nuevas formas de negocio entorno a éstas.

 “En la Ciudad de México, la tasa de desocupación de oficinas Clase A llegó a una cifra histórica durante el 2020, registrando 22.3 por ciento. Si comparamos dicha cifra a las del 2019, representó un crecimiento del 40% en las oficinas disponibles en la capital del país, tendencia marcada principalmente por el confinamiento e implementación del trabajo a distancia”, explica Madariaga Lomelín.

 De acuerdo con cifras presentadas por la firma inmobiliaria JLL, existen actualmente 800,000 m² de oficinas Clase A en construcción, a entregarse en un plazo de tres años, lo que incrementaría el inventario actual de espacios destinados para el trabajo, mismos que impactarían de manera significativa en la tasa de desocupación actual.

 “El Teletrabajo llegó a cambiar la forma en la que los corporativos y empresas desempeñan sus labores. Actualmente es mucho más rentable mantener a los colaboradores trabajando desde casa, pues representa menos costos y mayor productividad”, agrega el especialista mexicano.

 

Modelos de trabajo híbrido

 

Es en ese sentido, que Luis Domingo Madariaga precisa que es un buen momento para repensar sobre la construcción de espacios destinados a oficinas e incluso, pensar en una alternativa rentable para el aprovechamiento y optimización de los mismos, de cara al futuro y a la nueva normalidad que asegura, será inminente.

 “Una de las principales alternativas que se ve para el mercado inmobiliario de oficinas, es apegarse a los modelos de trabajo híbrido. Es decir, aquéllos que combinen el trabajo presencial y el trabajo a distancia, de esta manera existiría ocupación continua o asegurada que permitiría una recuperación en cuanto a los ingresos e inversiones hechas en esa industria se refiere”, apunta Madariaga Lomelín.

Asimismo, pone sobre la mesa un nuevo modelo de arrendamiento que ha surgido y que con éxito, ya opera en países de Europa, que tiene que ver con la reservación tipo “Airbnb” para oficinas.

“Existe un nuevo proyecto denominado “Around”, que precisamente ha visualizado una alternativa para reactivar los espacios de oficina. Su innovación radica en que a través de un contrato de prestación de servicios, ofrece espacios libres dentro de un inmueble para que sean ocupados por diversas empresas o grupos de trabajo. De esta manera, se da un ganar-ganar pues se registra la ocupación de una espacio determinado, y aquellos que estén en busca de un lugar para realizar sus actividades laborales en grupos pequeños o de manera aleatoria, pueden acceder a inmuebles con todos los servicios”, detalla el experto inmobiliario.

Madariaga Lomelín hace énfasis en que el sector inmobiliario debe renovarse, avanzar y adaptarse conforme a las nuevas necesidades que han surgido para las actividades de la vida cotidiana, sin dejar de lado la visión sustentable, que puntualiza será una tendencia marcada que se verá durante lo que resta de este año.