ODS: eliminar el trabajo infantil

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) instituyó el 12 de junio como el Día mundial contra el trabajo infantil.

Con ello, se busca exponer los riesgos en los que se encuentran las niñas, niños y adolescentes que realizan algún tipo de trabajo infantil.

Para avanzar en su eliminación, en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)(2) se estableció poner fin a cualquier forma de trabajo infantil para 2025.

La inclusión al mercado laboral a edades tempranas puede traer consecuencias que afectan el desarrollo de las niñas, niños y adolescentes. Un menor de edad que trabaja puede, por un lado, disminuir el tiempo y calidad invertido en el estudio u otras actividades que favorecen su crecimiento y, por otro, exponerse a sufrir algún problema físico o psicológico por realizar actividades no adecuadas(3).

Con el propósito de conocer estas formas de trabajo infantil, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ofrece un panorama con información de la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI), 2019.

TRABAJO INFANTIL

El trabajo infantil se define como la participación de las niñas, niños y adolescentes en formas de trabajo prohibidas.

De acuerdo con la legislación nacional así como los convenios y recomendaciones internacionales, se refiere a la participación de personas de 5 a 17 años que durante un periodo de referencia determinado participaron en el mercado laboral en sectores de actividad peligrosa(4), empleados por debajo de la edad mínima(5) y ocupados en servicios domésticos no remunerados de carácter peligroso.