Separan del cargo a médico que vacunó a toda su familia

El coordinador general de Comunicación Social del Gobierno del Estado de México, Jorge Alberto Pérez, informó que al director del Centro Médico “Lic. Adolfo López Mateos”, de Toluca, José Rogel, que aplicó la vacuna anticovid a miembros de su familia, lo separaron de su cargo.

Dijo que Rangel se ha separado del cargo temporalmente para ponerse a disposición de las investigaciones del Órgano Interno de Control y de Contraloría General del Estado de México.

Cabe señalar que la denuncia de este caso se hizo pública el pasado 29 de diciembre en la conferencia de prensa matutina que realiza el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Investigan al médico 

Este miércoles, el mandatario dijo que se estaba investigando el caso de un médico que, mediante influyentismo, consiguió que su familia fuera inoculada contra coronavirus.

«Se hizo la investigación y, en efecto, sí, una familia que no le correspondía la aplicación de la vacuna llegó y con influyentismo se vacunaron. Un médico, su esposa y una o dos de sus hijas. No voy a hablar de nombres, porque eso va a corresponder a la investigación que ya se inició para castigar esta irregularidad», señaló el presidente.

Al respecto, Zoé Robledo, director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), remarcó que en la primera fase del plan de vacunación contra COVID-19 solo el personal médico que atiende la pandemia recibirá la vacuna.

El miércoles, el presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que un médico se vacunó indebidamente y a su familia haciendo uso de su influencia; el mandatario prefirió no dar nombres pero al parecer medios locales y redes sociales investigaron al respecto y ya saben quién es.

Se trata de José Rogel Romero, director del Centro Médico Adolfo López Mateos, en el municipio de Toluca, Estado de México. De acuerdo con medios locales, no trabaja en primera línea de atención al coronavirus, por lo que no le corresponde recibir aún la vacuna contra el COVID-19.

Es necesario recordar que la vacuna COVID-19 de Pfizer/BioNTech, tras su aplicación, requiere de una segunda dosis 21 días después. Es poco probable que el director del hospital y sus familiares reciban esa segunda dosis por lo que su acto de influyentismo habrá sido completamente en vano.

La Secretaría de Salud del Estado de México indicó que Rogel Romero aplicó la vacuna a dos de sus familiares y será sancionado por ello.

Recientes