Prohíben reuniones nocturnas en Madrid para frenar aumento de casos de COVID-19

La Comunidad de Madrid paralizará, desde este sábado, la actividad nocturna de toda la región entre las 12 A.M. y las 6 A.M. en aras de reducir los contagios por COVID-19.

En ese lapso quedarán prohibidas las reuniones sociales o de familiares, a excepción de aquellas que involucren a personas que conviven, según anunció el consejero de Sanidad local, Enrique Ruiz Escudero, este viernes en conferencia de prensa.

La normativa se aplicará también a la hostelería, cines y teatros, que deberán cerrar como muy tarde a la medianoche.

Los comercios, salvo aquellos esenciales, podrán atender hasta las 10 P.M. y no podrán abrir antes de las 6 A.M.

Además, el Gobierno regional anunció este viernes que desde el próximo lunes se restringirá la movilidad ciudadana en 32 zonas básicas de salud comprendidas en 12 municipios de la región. Eso se traducirá en que 671.259 residentes de Madrid, un 10% de su población total, verán restringida su capacidad de entrar y salir de su unidad territorial salvo por razones justificadas, para intentar frenar los contagios de COVID-19.

Este conjunto de decisiones anunciadas por el Gobierno de la Comunidad de Madrid vendrá a sustituir el actual estado de alarma que el Gobierno central aplicó en nueve municipios de la región altamente afectados por el avance de la pandemia. Esa herramienta dejará de tener vigor este sábado a las 4:47 de la tarde, tiempo local.

El ejecutivo regional pretende que las nuevas medidas releven enseguida al estado de alarma para continuar frenando el auge de infecciones.

Las autoridades habían explicado en días anteriores que un porcentaje importante de los contagios se estaban produciendo en reuniones y entre jóvenes.

El anuncio se produce a pocas horas de la expiración de un estado de alarma decretado hace dos semanas por el Gobierno central para imponer un cierre perimetral de la capital española y zonas aledañas.

En paralelo, la norteña región de Castilla y León anunció que impondrá un toque de queda para sus habitantes a partir del fin de semana, mientras que la región oriental de Valencia lo hará en los próximos días.

El ministro de Salud español, Salvador Illa, indicó en rueda de prensa que el Gobierno sigue estudiando las “opciones jurídicas” para facilitar los toques de queda en cualquier lugar del país, pero que en principio requeriría un estado de alarma para dar encaje legal a las restricciones a la movilidad.

En España, uno de los países más golpeados por la pandemia de la Covid-19, con más de un millón de casos confirmados y más de 34.500 fallecidos, las regiones autónomas son las responsables de tomar decisiones en materia de salud.

Recientes