Pandemia plantea nuevos retos: INAI

Colima, 31 Mayo.- Miriam Padilla, subdirectora de seguridad de datos personales del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), en la videoconferencia denominada “COVID-19, nuevas tecnologías y los retos de seguridad de datos personales”, expresó que la pandemia provocada por el virus SARS-CoV2 ha generado retos no sólo en cuestiones de salud, sino también en la protección de datos personales.

“Ha provocado un creciente uso y desarrollo de aplicaciones para compras en línea, además de que internet se ha vuelto la forma más común de comunicarse y trabajar desde casa, con lo que todo esto implica en términos de vulnerabilidad de la información personal”, expuso.

Dijo que, si bien las nuevas tecnologías han aportado un beneficio para la sociedad en los sectores salud, educativo, industrial y de comercio, también han traído retos en materia de privacidad. Por ejemplo, el sector salud, comentó, tanto el público como el privado, tiene la obligación de respaldar los datos personales sobre los estados de salud; “ahora, con las aplicaciones móviles cuyo fin principal es registrar la sintomatología de las personas, surgen nuevos retos en las medidas de seguridad a considerar”.

La pandemia, agregó, también ha generado retos en el resguardo y protección de datos de alumnos, docentes y personal administrativo de las escuelas que deben utilizar las plataformas virtuales para seguir con sus clases. Además, el incremento del comercio electrónico ha generado un aumento de aplicaciones y ventas por redes sociales, abriendo la puerta a nuevos riesgos.

Comentó que debería replantearse la idea de las aplicaciones de salud que existen en el mercado; hay algunas que ofrecen la emisión de certificados de inmunidad, de tal forma que les permiten a los usuarios seguir con su vida una vez que tuvieron la enfermedad. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte sobre el riesgo de su uso, ya que con el SARS-CoV2, al ser un nuevo virus, no se tiene la certeza de la inmunidad.

Sin duda, comentó, “la tecnología va a cobrar protagonismo en la nueva normalidad, con el objetivo de controlar o evitar la propagación del nuevo coronavirus, de tal forma que tenemos que implementar distintos mecanismos para que los procesos sean más seguros y cuenten con los elementos necesarios de privacidad y de protección de datos personales”.

Por ello, alertó que “uno de los principales mecanismos de riesgo es la detonación del miedo y la necesidad de estar informado ante esta pandemia; esta combinación ayuda a que la gente caiga en engaños, a que facilite su información confidencial o bien descargue archivos maliciosos que afectan sus equipos y la seguridad de sus datos”.

Miriam Padilla compartió que una de las declaratorias más importantes que se han hecho en el ámbito internacional “es que todos los temas de salud pública y privacidad no entran en conflicto, siempre y cuando se incorpore con responsabilidad”. En este sentido, ofreció varias recomendaciones para aquellas entidades públicas o privadas que desarrollen aplicaciones o dispositivos que se empleen en el sector salud.

Dijo que “el tratamiento de datos personales debe ser claro, apegándose al principio de transparencia; que se especifique cuáles son los datos que se emplean, sus finalidades, y si son proporcionales al uso de la información que requieren. Los responsables deberán limitar, además, el propósito de la información y su almacenamiento. Deberán considerar las recomendaciones que emita el departamento de protección de datos personales o un oficial de privacidad que ayude a prevenir la vulneración de la información personal. Para ello es importante tener claro que existen mecanismos como técnicas de enmascaramiento, la anonimización o la encriptografía, para proteger la información personal”.

Foto tomada de la página de la UdeC