Álvarez-Buylla Roces visita Universidad

Colima, 23 Febrero.- “Es muy importante defender, proteger y robustecer la autonomía de universidades como ésta y de todas las universidades públicas y autónomas estatales y nacionales del país”, expresó María Elena Álvarez-Buylla Roces, directora general del  Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), en el marco de la conferencia “Consolidación de las políticas en humanidades, ciencias, tecnologías e innovación 2019-2024”.

En un evento presidido por el Rector José Eduardo Hernández Nava, a quien acompañó Jaime Flores Merlo, secretario de Educación, María Elena Álvarez Buylla, habló de los cambios que se realizan en el Conacyt, que van desde cerrar la brecha de género, convenios de colaboración con dependencias federales y gobiernos estatales, la creación de Centros Públicos de Investigación, así como la contratación de jóvenes investigadores, la integración de equipos de colaboración con la finalidad de hacerle frente a nuevas enfermedades y el desarrollo de tecnología propia.

En el Archivo Histórico de la UdeC, la directora habló de “cambios profundos, profundísimos”, que implican no sólo un cambio administrativo sino de régimen, por la llegada de la 4T; “construir una ciencia por México significa remplazar el modelo neoliberal, que favoreció intereses privados e individuales, por una Ciencia, Tecnología e Innovación honesta, colaborativa, comprometida con la salud, el bienestar del pueblo, de los pobres, del cuidado del ambiente y la protección del patrimonio biocultural de México”.

En líneas bastantes generales, se trata de que los científicos trabajen básicamente en catorce grandes temas o Programas Nacionales Estratégicos (PRONACE), que involucran a los investigadores y académicos con los sectores público, privado y social del país. No es sólo cómo puede un científico bajar recursos para su proyecto, sino cómo contribuyen a la salud, el bienestar y desarrollo de México.

Si bien comentó que uno de los retos más grandes que se tienen es evitar la fuga del talento mexicano, considera necesario analizar los programas de posgrado y el Sistema Nacional de Investigadores, ya que algunos de ellos, dijo, no cumplen con los parámetros académicos y aun así continúan recibiendo financiamiento.

Un problema heredado de administraciones anteriores, dijo, es la gran inversión que hizo el estado, de alrededor de 260 mil millones de pesos, en la preparación de científicos que han terminado laborando en otros países “por las malas políticas del gobierno neoliberal”. La directora del Conacyt habló de 1.2 millones de investigadores altamente capacitados trabajando en el extranjero. En 2018, dio como ejemplo, científicos del país aportaron al fisco de Estados Unidos el equivalente al 58 por ciento del PIB de nuestro país.

Para Álvarez-Buylla Roces no se puede pensar en el desarrollo del país sin la ciencia de frontera y el desarrollo de tecnología en México. Por ello, dijo que este cambio profundo que se plantea desde el Conacyt y del gobierno federal, busca dar apoyo tanto a los investigadores que ya se encuentran en activo, como a aquellos jóvenes que han cursado algún posgrado y aún no tienen un espacio de trabajo.

Luego de dar la bienvenida a María Elena Álvarez-Buylla, el Rector Eduardo Hernández recordó la colaboración estrecha que ha tenido la UdeC con el Conacyt desde que ella tomó la dirección general, al participar sobre todo en la elaboración del proyecto de la Ley General de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Afirmó que la UdeC coincide con la funcionaria federal en la tarea de fortalecer los cuerpos académicos, las líneas de investigación, “y en general los espacios y estructuras académicas, de manera prioritaria las que están comprometidas con el bienestar social y el cuidado del medio ambiente”.

Otra coincidencia, en la que también la UdeC se suma a la ANUIES, dijo el Rector, “es la necesidad de una política de Estado enfocada en la ciencia, tecnología e innovación, que dé solución a las necesidades de la sociedad y a los problemas prioritarios del país, como son los de salud, medio ambiente y energía, y la riqueza cultural de nuestros pueblos”.

Foto tomada de la página de la UdeC