Recorren zonas afectadas por huracán

Manzanillo, 19 Septiembre.- Al recorrer los municipios costeros de Tecomán, Armería y Manzanillo para atender a las personas damnificadas por el paso del huracán Lorena, el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez descartó por el momento pérdidas de vidas humanas, sin embargo se presentaron inundaciones, daños a viviendas, a enramadas, sembradíos y a carreteras.

“No hay  pérdida de vidas humanas que lamentar,  eso es algo muy positivo porque se ha avanzado mucho en materia de la cultura de la prevención y de la Protección Civil”, y reportó que no existen daños severos en materia de infraestructura, aunque sí hay afectaciones en la operatividad de la misma de manera temporal,  por ejemplo, dijo, “los dos aeropuertos, cerraron temporalmente pero ya están restablecidos;  el puerto y algunas carreteras presentan bancos de sedimento, que obstaculizan el tráfico”.

El titular del Poder Ejecutivo indicó que los tres órdenes de gobierno están coordinados para llevar a cabo las obras que se requieren para el restablecimiento de la infraestructura dañada,  principalmente carretera con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT),  la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano y los municipios, dependiendo de donde estén las afectaciones.

En su traslado a la comunidad de Cofradía de Morelos del municipio de Tecomán,  el mandatario estatal fue acompañado por el alcalde Elías Lozano constataron las afectaciones a casas y vialidades por el incremento en el flujo de agua de un dren que se utiliza para el riego agrícola.

Después el funcionario público se trasladó a las comunidades de La Central, El Chavarín y el ejido Emiliano Zapata del municipio de Manzanillo, en donde escuchó que los habitantes sufrieron daños en sus viviendas a causa del viento y las inundaciones debido al desbordamiento del río Marabasco.

Además, Peralta Sánchez señaló que en Manzanillo menos de 30 personas usaron algún albergue, pero en caso de requerirse, los albergues están listos y avituallados; por lo que en el refugio temporal habilitado en el Conalep, entregó despensas y cobertores a los damnificados.

El punto final del recorrido hecho por el mandatario, acompañado por el alcalde Salvador Bueno Arceo, fue el balneario El Paraíso, ubicado en el municipio de Armería, en donde descubrió que las enramadas del lugar se vieron afectadas por las lluvias y el oleaje provocado por el huracán Lorena.

Cabe destacar que en esta gira de trabajo, el DIF Estatal entregó diversos apoyos a los damnificados de Tecomán y Manzanillo, como cubetas con artículos de limpieza.

Foto tomada de la página de Gobierno del Estado