El último Perro Aguayo

Fue el campeón más viejo con 43 años y mayor cantidad de veces en la que fue campeón de la lucha libre pero era para su familia era Pedro Damián.

El perro Aguayo murió este miércoles 3 de julio a los 73 años de edad.

El perro Aguayo no solo era conocido por su botas peludas que eran un distintivo al momento de subirse al ring.

Pero antes de ser luchador fue zapatero, lo cual explicaría el por que de las botas peludas, para después pasar a tener varios oficios como el ser panadero, pero la lucha libre siempre fue su adoración.

Fue un luchador de Zacatecas que dejó marca en el pancracio nacional durante los años 70, 80 y 90 forjando a los máximos exponentes de la lucha libre mexicana.

Antes de ser “el Perro Aguayo” era conocido en sus inicios por ser el “Diablo Velazco”, pero dejó ese apodo atrás cuando se ganó la fama de ser un luchador salvaje y rudo arriba del ring.

Su fama catapultó  cuando destrozó la máscara de “El Santo” y le puso una paliza inolvidable para ambos luchadores.

Pero no fueron sus únicas “víctimas del perro”  desenmascaró a gladiadores de la talla de Stuka, Máscara Año 2000 (en la primera edición de Triplemanía de AAA en la Plaza de Toros México), Texas Rangers (haciendo pareja con Ringo Mendoza), Konnan, El Globo Humano, Diablo Rojo, y Black Power I (haciendo pareja con Villano III), El Desertor y Hombre Montaña, desempeñándose en los bandos rudo y técnico.

Sin embargo, su carrera no solo se basó en el ring también filmó películas al igual que El Santo, Blue Demon o Mil Máscaras. “Los Justicieros” y “El Ángel del Silencio, son dos de los filmes en los que participó. 

A pesar de que se había retirado con su última pelea con el luchador Universo 2000 y tras haber perdido, regresó por la revancha a lado de su fallecido hijo imponiéndose en la pelea los perros Aguayo.

Asimismo luchadores mexicanos lo recuerdan con cariño 

“Fue un buen compañero, un buen amigó. Tengo muy bonitos recuerdos de él, todos los recuerdos de él son buenos. Fue de esos luchadores que todos querían, era buena gente, muy sencillo, muy buena persona… ahora ya está con su hijo, ya están juntos ‘El Perrito’ y él”, concluyó “El Hijo del Santo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *