¿Lozoya es un chivo expiatorio?

En entrevista con Reforma, el abogado del ex director de Pemex, Javier Coello señaló que las acusaciones contra su cliente son una persecución política encarnizada. Y asegura que no cayó ningún dólar de Odebrecht a las cuentas del ex director de Pemex.

En las acusaciones se señala que Emilio Lozoya adquirió una casa en las Lomas como producto de un soborno que le entrego Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México, señala Javier Coello.

“Lo más incongruente es que la Unidad de Inteligencia Financiera y la Fiscalía General de la República dicen que Emilio Lozoya compró su casa en noviembre del 2012 con el soborno que le dio Alonso Ancira cuando Petróleos Mexicanos, a través de PMI, compró Agronitrogenados, o sea dos años después. Es incongruente”, señala Coello.

Además, puntualiza que no fue citado a tiempo. Javier Coello argumenta que Lozoya tiene empresas en Alemania y Suiza producto de su trabajo como economista. Al igual que su esposa, Marielle Helene Eckes, de origen alemana, hija de uno de los hombres más ricos de Alemanía. Helene Eckes es acconita de diversas empresas en su país natal, principalmente de una de jugos, que pertenece a la familia.

De acuerdo a lo señalado por Coello, Marielle Helene Eckes contaba con los recursos suficientes para la adquisición de la casa en Ixtapa, la cual se acusa que fue entregada por Altos Hornos de México como soborno.

Sin embargo, en una investigación previa, Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad señala lo contrario:

“El abogado de Altos Hornos de México que en julio de 2013 adquirió una residencia en Ixtapa a nombre de la esposa de Emilio Lozoya, era al mismo tiempo integrante del Comité de Auditoría de AHMSA, responsable de avalar ante el Consejo de Administración de la empresa la venta de la planta ‘chatarra’ de Agro Nitrogenados a Pemex, concretada ese mismo año”.

Debido a las acusaciones contra el ex director de Pemex, Emilio Lozoya, su abogado Javier Coello justifica que por eso no se presentó ante los jueces porque después lo iban a acusar de haber robado corbatas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *