Este es el ser vivo que tiene mucho que ver con el cambio climático y nadie toma en cuenta

Foto: Pexels

Foto: Pexels

Sabemos bien que el ser humano tiene mucho que ver en relación al cambio climático, sobre todo por las medidas que puede llegar a tomar en términos de mitigación de daños.

Sabemos también el peligro que corren muchas especies por los cambios en los ecosistemas: uno de los más mencionados son los osos polares, los cuales han reducido su población.

Pero nadie habla de lo importante que son en el tema los microorganismos, aquellos seres vivos que estuvieron antes que cualquier otro.

Los microorganismos son responsables de muchos de los procesos dentro de los ecosistemas en nuestro planeta. En los océanos, por ejemplo, representan más del 90% de la biomasa que contienen.

Dichos organismos pueden tanto influir en el cambio climático, como ser afectados por él.

Por esta razón, 30 microbiólogos de 9 países alrededor del mundo, lanzaron el documento: Scientist’s warning to humanity: microorganism and climate change, en el que alertan a la sociedad en general y a la comunidad científica de todo el mundo sobre la importancia de hablar de los microorganismos, seres fundamentales para la vida.

Cabe destacar, que estos organismos pueden afectar tanto positiva, como negativamente al cambio climático, sobre todo si se desarrollan condiciones favorables.

Una de las labores más importantes es la captación de dióxido de carbono de un modo similar al que lo hacen las plantas. Esto es benéfico, en tanto el dióxido de carbono es uno de los gases de invernadero que al acumularse generan el calentamiento.

Además, interviene de manera importante en la cadena alimenticia del océano, pues alimenta al krill, que a su vez da de comer a varios animales en el ecosistema, entre ellos, peces y ballenas.

El hielo marino, por citar algún ejemplo, es también un lugar favorable para las microalgas, sin embargo, su fusión genera menos formas de que estas proliferen. Esto genera un desbalance en la cadena alimenticia del océano.

Fuera del agua, también contribuyen al cambio climático, aunque de forma más negativa pues es gracias a los microorganismos y su metabolismo es que los rumiantes sueltan gases en gran cantidad y altamente contaminantes hacia la atmósfera.

Dado que son los seres vivos más antiguos desde existe la vida en nuestro planeta y probablemente son los únicos capaces de sobrevivir, generar herramientas considerándolos es fundamental, toda vez que juegan un papel crucial tanto en los principales ecosistemas, como en la respuesta ante el cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *