Columnas 10/06/19

TEMPLO MAYOR – REFORMA

LA BUENA: Este lunes amanecemos sin los temibles aranceles de Donald Trump. La mala: que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no ha transparentado cuál es el verdadero costo de esa negociación

LEER MÁS

BAJO RESERVA – EL UNIVERSAL 

Nos dicen que en los próximos días en el Senado quedará de,nida la fecha para la reunión de trabajo con el cancillerMarcelo Ebrard; la secretaria de Economía, Graciela Márquez, y el secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, para dialogar sobre las negociaciones en Washington, y los términos en los que quedaron con Estados Unidos, así como con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para ver qué sigue en el tema migratorio.

LEER MÁS

TRASCENDIÓ- MILENIO

QUE el senador con licencia Juan Zepeda, hasta ayer militante del PRD, reapareció el domingo en Morelia, al lado del coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, en un acto en que legisladores y alcaldes ex perredistas se sumaron al partido de Andrés Manuel López Obrador.

LEER MÁS

FRENTES POLÍTICOS – EXCÉLSIOR

Incólumes. El riesgo era tan alto bajo la amenaza arancelaria del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que Marcelo Ebrard Casaubon, secretario de Relaciones Exteriores, reconoció que 900 mil mexicanos pudieron haber perdido el empleo. México “salió con la dignidad intacta”, dijo.

LEER MÁS

PEPE GRILLO – CRÓNICA

Después de unas horas de relativa calma, cuando las matracas del mitin de Tijuana se silenciaron,  Trump volvió a disparar desde su cuenta de Twitter. Escribió que en el acuerdo alcanzado en Washington hay cláusulas secretas que pronto se darán a conocer.

LEER MÁS

REDES DE PODER – REPORTE ÍNDIGO

El anuncio del acuerdo entre los gobiernos de Estados Unidos y México generó un amplio abanico de reacciones, desde quienes reconocieron la postura diplomática del país, hasta quienes condenaron las supuestas concesiones que habría hecho la administración de López Obrador

LEER MÁS

JAQUE MATE – REFORMA

El presidente López Obrador cedió. En la confrontación con Donald Trump, el gobierno de México aceptó, para empezar, que se vinculara una medida comercial, la posible imposición de aranceles a productos mexicanos, a un asunto migratorio. La ley estaba de nuestra parte, la realidad no. Una controversia legal, ya sea a través del todavía vigente TLCAN o de la OMC, habría tardado años en resolverse mientras que el daño a la economía mexicana habría sido irreversible.
LEER MÁS

ESTRICTAMENTE PERSONAL – EL FINANCIERO

Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump son dos presidentes que hacen de la política un juego de símbolos para acomodar la realidad a su favor y construir consensos de gobierno. Es más exitoso López Obrador que Trump, porque no tiene de rodillas al Congreso o al Senado, ni doblada la Suprema Corte de Justicia o amedrentadas a las instituciones. 

LEER MÁS

EL ASALTO A LA RAZÓN – MILENIO

Pese a los abundantes indicios de que hoy empezaría el ataque arancelario contra México, los negociadores de Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump desactivaron la amenaza y el mitin “de unidad” a que llamó el Presidente de México, en vez de un predecible despechado y patriotero coro de mentadas, devino en comedida y amistosa celebración por no haber sido peor tratados.

LEER MÁS

JUEGOS DE PODER- EXCÉLSIOR

Trump le puso una pistola en la cabeza a AMLO: si no haces lo que queremos, vamos a imponer un arancel a todas tus importaciones, lo cual tendrá terribles consecuencias para tu economía. López Obrador envió corriendo a Ebrard a aceptar prácticamente todas las condiciones del gobierno estadunidense. No habrá, por tanto, aranceles. Festejemos. ¿De veras?

LEER MÁS

RAZONES – EXCÉLSIOR

El triunfalismo en el acto del sábado en Tijuana es algo difícil de explicar. ¿Qué podemos festejar del acuerdo alcanzado el viernes con el gobierno de Trump? Es verdad que se canceló (hasta que a Trump se le ocurra volver a esgrimirlo con la excusa que sea) la aplicación de aranceles a las exportaciones a la Unión Americana. Pero se logró concediendo todo lo que quería Washington, incluso, como aseguró ayer Trump, con acuerdos y compromisos que no se han difundido públicamente.

LEER MÁS

DÍA CON DÍA – MILENIO

He leído la declaración conjunta oficial emitida por los gobiernos de México y Estados Unidos sobre sus negociaciones de la semana pasada. No encuentro en el texto una palabra sobre aranceles o comercio, lo cual era al menos la mitad de la negociación, Los compromisos que asumen ambos gobiernos son de otra índole. 

LEER MÁS

A PUERTA CERRADA – MILENIO 

Lo más importante en una negociación es escuchar lo que se dice. El conflicto desencadenado por el ingreso de migrares fue una alerta roja que Donald Trump sonó desde diciembre. La irresponsable política de la 4T de fronteras abiertas aplaudida en todos los frentes morenos fue el detonador, que nadie se equivoque. 

LEER MÁS 

AGENDA CONFIDENCIAL-  HERALDO DE MÉXICO

Al puro estilo del Piojo Herrera, quien como director técnico de la Selección Mexicana de futbol convertía los fracasos en triunfos, el sábado el presidente Andrés Manuel López Obrador celebró que Estados Unidos nos perdonara la vida al desistirse de aplicar aranceles a todos los productos que México exporta a ese país.

LEER MÁS

ASTILLERO – LA JORNADA

México terminará construyendo el muro que Donald Trump ha prometido desde su primera campaña electoral. No será de acero o cemento, pero constituirá una barrera de 6 mil militares desplegados, no en nuestra frontera norte sino en la sur. 

LEER MÁS

HISTORIAS DE REPORTERO – EL UNIVERSAL

El gobierno del presidente López Obrador logró zafarse de un problema que en parte generó. Al inicio del sexenio declaró que habría puertas abiertas a los migrantes. Cuando llegaron por decenas de miles trató de cerrar esa puerta, pero ya era demasiado tarde. Donald Trump, necesitado de un motor para su campaña de reelección y de un buen distractor para las acusaciones en su contra, no dudó en servirse de la bandeja de plata que le ofreció el gobierno.

LEER MÁS

SERPIENTES Y ESCALERAS  – EL UNIVERSAL

La imagen del presidente Andrés Manuel López Obrador con los brazos levantados en Tijuana –y detrás de él los rostros vigilantes de Morelos, Juárez, Hidalgo y Madero– parece una celebración ingenua y prematura cuando seguimos sin conocer todavía la totalidad de los acuerdos que se aceptaron en la primera negociación sobre temas migratorios con el gobierno de Estados Unidos.

LEER MÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *