Taxi volador realiza exitosamente su primer despegue

Foto: Lilium

Foto: Lilium

La carrera por conquistar los aires con taxis voladores, avanza cada vez más y a pasos agigantados, pues no son pocas las empresas que han comenzado a desarrollar proyectos de autos voladores que puedan ser utilizados como un servicio de transporte.

Lilium, es una de las compañías que lleva varios años desarrollando un prototipo de Taxi Volador y ahora, es una de las principales empresas que se integrará al mercado del transporte personal aéreo.

El pasado mes de mayo, la firma completó exitosamente un vuelo de prueba en entornos seguros cerca de Munich, en donde se encuentra la Matriz. Esto a coloca como una de las compañías más fuertes para poder desarrollar las certificaciones y poder operar formalmente en ciudades del mundo. De acuerdo con Lilium se planea que este prototipo vea la luz en 2025.

Lilium Jet será el vehículo que podrá transportar hasta cuatro pasajeros con la maniobrabilidad de un dron, pero a la velocidad de un avión pequeño (cerca de 300 kilómetros por hora). Esto significaría, de acuerdo con la empresa que el tramo que que existe entre el aeropuerto JFK y Manhattan (alrededor de 30 kilómetros), podría recorrerse en hasta seis minutos.

Este prototipo será una aeronave de despegue y aterrizaje vertical (VTOL) y funciona por medio de baterías eléctricas, similares a las utilizadas en un auto eléctrico terrestre, sin embargo, este volará a alturas considerables y en entornos urbanos.

Aunque el Lilium Jet puede operar de manera autónoma, será conducido en todo momento por un piloto que pueda transportar hasta a cuatro personas.

¿Cómo funciona?

Este prototipo está propulsado por un total de 36 motores eléctricos que se mueven de un lado a otro para lograr la elevación y aterrizaje vertical para después propulsarse horizontalmente.

Es gracias a 12 alerones móviles situados en las alas, que la aeronave puede aprovechar la sustentación y utilizar solo el 10% de su potencia en fase crucero.

Esto le permite una autonomía de hasta 300 kilómetros y una velocidad máxima de 300 kilómetros por hora.

Cabe destacar, sin embargo, que si bien la compañía ha logrado el despegue vertical, el vuelo horizontal se encuentra en proceso. No obstante, destacan sus creadores, conseguir el despegue vertical y otros procesos, son de los aspectos más importantes en todo el desarrollo.

Irene Rubio, en entrevista para el periódico El País, destacó que este logro es un punto crítico pues demuestra la forma en la que todos los sistemas se integran y se desarrollan. Rubio asegura que la etapa crucero podría quedar lista a finales de este mismo año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *