Estrés y angustia detonan la fibromialgia

Colima, 12 Mayo.- En el marco del Día Internacional de la Fibromialgia, la Secretaría de Salud advirtió que esta enfermedad es un desarreglo en los reguladores de la percepción del dolor, de ahí que ante una situación de estrés agudo o un trastorno de angustia crónica, se alteran los reguladores del ritmo del sueño y los receptores del dolor.

La dependencia señaló que no hay una causa clara de la fibromialgia, pero existen factores desencadenantes como las situaciones de estrés, tanto físico como emocional, que pueden provocar los síntomas de este padecimiento, sin olvidar que cirugías, traumatismos o infecciones crónicas también podrían desencadenarlo.

Especialistas del Hospital Regional Universitario mencionaron que la enfermedad afecta entre el 2 y 5 por ciento de la población, especialmente mujeres (20 por cada hombre), y puede empezar en la adolescencia, aun cuando la edad media de aparición de los síntomas es a los 47 años.

La SSA comentó que existen medidas muy útiles para disminuir la posibilidad de que se presente la fibromialgia, las cuales consisten en mejorar la calidad del sueño, disminuir las situaciones de angustia crónica, realizar ejercicio físico de relajación muscular y de tonificación que no causen fatiga.

Lo anterior, porque esta serie de alteraciones músculo-esqueléticas conlleva dolor generalizado, trastornos en la calidad del sueño y del estado de ánimo, así como descenso del rendimiento físico.

Otros síntomas de la fibromialgia son hormigueos en las extremidades, mala tolerancia al esfuerzo, ansiedad y depresión, alteraciones en la memoria, dolor de cabeza, colon irritable, sequedad en boca y ojos, sensación de agotamiento general y falta de energía.

Así pues, la SSA refirió que el padecimiento se atiende a partir de diferentes manifestaciones clínicas, como tratar la mejora del estado anímico, disminuir la sintomatología dolorosa, mejorar el estado de angustia y optimizar el rendimiento ósteo-muscular mediante ejercicios simples.

Fotos tomadas de la página de la SSA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *