Sobrevive sin pulmones una semana

Melissa surgeons

Ciudad de México, 26 Ene.- Una mujer sobrevivió seis días sin pulmones, luego de que los médicos de un hospital en Toronto, Canadá, decidieran que era la única manera de evitar una peligrosa infección y salvar su vida.

Melissa Benoit, de 33 años y madre de una niña de tres años, padece fibrosis quística y estuvo conectada a una máquina pulmonar y a un sistema de oxigenación extracorpórea hasta que le fueron trasplantados unos pulmones completamente sanos.

El proceso fue el primero de su tipo llevado a cabo con éxito.

Benoit nació con fibrosis quística, una condición genética que causa la acumulación de flemas en los pulmones y afecta el sistema digestivo. Para abril pasado, Benoit se infectó de influenza y sufrió complicaciones respiratorias al punto de tener que recibir oxígeno, hasta eventualmente terminar en cuidados intensivos. La bacteria en sus pulmones se volvió resistente a la mayoría de los antibióticos y se expandió por su cuerpo hasta producirle un choque séptico. Sus órganos comenzaron a fallar a pesar de que los equipos de asistencia para mantenerla con vida estaban funcionando al máximo de su capacidad.

A pesar del riesgo que suponía, quitarle los pulmones fue la única opción posible para eliminar la causa de la sepsis que la estaba dejando sin vida, según explicaron los médicos. De hecho, la mujer fue mantenida con vida esos seis días usando un pulmón artificial, un corazón artificial y un riñón artificial.

Tras la cirugía de nueve horas, la mujer comenzó a mostrar señales de recuperación casi de inmediato. Y seis días después aparecieron dos donantes de pulmones y fue sometida al trasplante de pulmones, que también resultó exitoso.

Benoit, quien es enfermera, declaró que no podía creer que había estado tanto tiempo con el pecho vacío.

Durante su recuperación tuvo que aprender otra vez a levantar la cabeza y sostenerla, sentarse, mover las manos, pararse y caminar, puesto que sus músculos se quedaron sin movimiento por la falta de uso.

Todo ese proceso se produjo en abril del año pasado, pero los detalles han sido revelados hoy. “Lo que nos ayudó a tomar la decisión [de extirparle los pulmones] fue el hecho de que ella podía morir en horas”, explicó Shaf Keshavjee, uno de los cirujanos que participó en las operaciones. “La decisión fue difícil porque cuando hablas de hacer algo que nunca habíamos hecho antes te enfrentas a un montón de incógnitas”, añadió el responsable del hospital, Niall Ferguson.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recientes