Un Valle en México es nombrado Patrimonio de la Humanidad

Una de las características ecológicas más excepcionales del valle es que cuenta con una de las mayores concentraciones de cactus columnares en el mundo

Ciudad de México, 10 Julio.- Por su Valor Universal Excepcional, tanto natural como cultural, el Valle de Tehuacán-Cuicatlán, declarado en 2012 Reserva de la Biosfera de la UNESCO, quedó inscrito el 1 de julio en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO como sitio mixto, después de un debate que se prolongó dos días en la ciudad de Manama, Baréin. Así, México cuenta hoy con 35 sitios inscritos en la lista, de los cuales 2 son mixtos, por su valor natural y cultural.

El sitio Tehuacán-Cuicatlán se ubica en un complejo sistema de sierras y valles que generan una gran biodiversidad y diferentes ecosistemas. Una de las características ecológicas más excepcionales del valle de Tehuacán-Cuicatlán es que cuenta con una de las mayores concentraciones de cactus columnares en el mundo; 45 de las 70 especies reportadas en México se encuentran en esta porción central del país. El área también contiene arbustos xéricos, bosque caducifolio tropical, bosque de pinos, pino-encino y bosque nublado.

Al ser a su vez un sitio clave para el origen y desarrollo de la agricultura en Mesoamérica, Tehuacán-Cuicatlán ha proporcionado información importante sobre la domesticación de diferentes especies, como el maíz, la pimienta, el amaranto o la calabaza.

En mayo del 2017, el sitio fue incluido dentro de la Red de Geoparques de la UNESCO, los cuales “cuentan la historia de 4 mil 600 millones de años del planeta Tierra y de los acontecimientos geológicos que le dieron forma, así como la evolución de la humanidad misma. No sólo muestran evidencia de los cambios climáticos en el pasado, sino que también informan a las comunidades locales de los desafíos actuales y ayudan a prepararse para riesgos tales como terremotos, tsunamis y erupciones volcánicas”.

Este sitio, ubicado entre los estados de Puebla y Oaxaca, es hogar de los bosques de cactáceas columnares más densos de todo el planeta, en donde también resalta la presencia de magueyes, yucas y encinas.

“Los vestigios arqueológicos revelan además un proceso de evolución técnica que refleja la domesticación precoz de los vegetales”, explicó la UNESCO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *