Sociedad decidirá futuro de zona militar

Una Comisión integrada por representantes de la sociedad civil, organizaciones de profesionistas, urbanistas, ingenieros e historiadores decidirán su destino

Colima, 28 Marzo.- El gobernador José Ignacio Peralta Sánchez informó en Casa de Gobierno que se creará una Comisión Especial integrada por representantes de la sociedad civil, organizaciones de profesionistas, urbanistas, ingenieros, historiadores para que se decida, a través de una consulta ciudadana, el destino y vocación del terreno ubicado en la calzada Pedro A. Galván y que dejará a finales de este año la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

De esta manera, en un ejercicio de transparencia, el gobernador presentó y detalló en la sala de juntas del edificio gubernamental ante representantes de la sociedad civil, instituciones académicas e iniciativa privada, la información jurídica, histórica, financiera y técnica sobre el proceso de adquisición y avalúo de los terrenos para la permuta de la Vigésima Zona Militar.

Además, dispuso de toda la información y documentación existente sobre el tema, para que cualquier ciudadano la consulte tal como se hizo con el proyecto del parque ecológico La Campana.

Mientras que el secretario de Desarrollo Urbano, Jesús Sánchez Romo, detalló que como parte de un Programa Nacional de Reubicación de Instalaciones Federales, la Sedena presentó el proyecto de reubicación al Gobierno del Estado. “Dicho terreno de 63 hectáreas, era propiedad de una familia, que comenzó a adquirir parcelas desde hace 23 años y quienes vendieron a Gobierno del Estado”.

Para la compra, dijo, se hizo un avalúo del Instituto de Administración de Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin), organismo nacional encargado de hacer avalúos para el gobierno federal, quienes determinaron que el predio tenía un costo de 61 millones de pesos, no obstante, Gobierno del Estado pagó sólo 58 millones.

Y en cuanto al terreno de la actual zona militar, que tiene 14.8 hectáreas de extensión, el gobierno estatal realizó un avalúo ante el Indaabin, cuyo valor fue de 398.8 millones de pesos, mientras que las construcciones que actualmente existen tienen un costo de 75.45 millones de pesos, según avalúo comercial, pero construirlas de nuevo tendría un costo para la Sedena de 134.2 millones de pesos.

Por ello, se acordó con la Sedena pagar 493 millones 500 mil pesos por el terreno y lo que está edificado, pero con una aportación de la propia Sedena del 48 por ciento, es decir, de los 58 millones de pesos del predio en donde se reubicará la zona militar y los 493.5 millones del predio y construcción donde están actualmente, el Gobierno del Estado sólo pagará alrededor de 310 millones de pesos, y en cambio, se quedará con un terreno y construcciones valuadas en más de 470 millones de pesos.

Cabe mencionar que en esta reunión, el consejero ciudadano de Seguridad y presidente del Colegio de Abogados Postulantes de Colima, Pablo Navarrete, solicitó la caja con los archivos que detallan el proceso de adquisición del terreno de permuta de la 20ª Zona Militar, la cual recibió de manos del propio gobernador al finalizar el evento.

Fotos tomadas de la página de Gobierno del Estado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *