El futuro de la conservación ecológica

Los Superárboles de Singapur se han convertido en un proyecto capaz de ayudar a la disminución de la contaminación del país y en el futuro quizá de muchas otras ciudades

Ciudad de México, 30 Enero.- Una de las formas en que Singapur se propuso reducir los altos niveles de contaminación fue a través de Superárboles,  un proyecto que además de ayudar a la población podría convertirse en el futuro de muchas ciudades.

Se trata de estructuras que miden de entre 25 y 50 metros de alto y  que resguardan 200 especies de plantas raras con el objetivo de rehabilitar la zona de la bahía de Singapur, uno de los países catalogado como de los más contaminados de Asia.

En su estructura cuenta con paneles  donde crecen las plantas y en la cima o en la copa de este árbol tiene un pabellón con celdas solares e infraestructura para recuperar el agua y que su mecanismo sea de forma sustentable.

Sin embargo este proyecto titulado “Jardines por la bahía” además de ayudar al medio ambiente,  se ha convertido en una de las mayores atracciones turísticas no solo por las grades y hermosas estructuras, sino porque también tiene dos invernaderos gigantes con dos ecosistemas totalmente distintos y un montón de atracciones más para disfrutar en familia.

Además se puede caminar sobre los puentes de la estructura para apreciar todo el proyecto desde las alturas, sin embargo otro de los atractivos turísticos de este lugar es la iluminación que por la noche adorna los árboles, lo que se convierte en todo un show que parece salido de las películas.

Estos árboles al igual que los invernaderos se han vuelto una propuesta para que las demás ciudades también las puedan implementar ayudando al medio ambiente, pero sobre todo a los ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *