UdeC estudia Archipiélago Revillagigedo

Los investigadores universitarios deben aprovechar el Archipiélago de Revillagigedo, ya que “tenemos un laboratorio natural y es un privilegio”

Colima, 26 Noviembre.- Christian Ortega Ortiz, profesor investigador de la Facultad de Ciencias Marinas de la Universidad de Colima, declaró que los investigadores universitarios deben aprovechar el Archipiélago de Revillagigedo que, “además de estar cerca, geográficamente pertenece a nuestro estado. Tenemos en Revillagigedo un laboratorio natural, lo que es un privilegio”.

Lo anterior fue expresado por el investigador, durante la pasada reunión de investigadores sobre este tema realizada en la UdeC. “Hacer investigación en otra isla del mundo, sería costosísimo y tal vez, no se contaría con el apoyo total de la Secretaría de Marina, para visitar esas islas, como sí sucede en la actualidad”.

Ortega Ortiz dijo que el Archipiélago de Revillagigedo  está conformado por la Isla Socorro, que tiene 132 kilómetros cuadrados; la Isla Clarión cuenta con 19.8 metros cuadrados; así como la Isla San Benedicto con un territorio de 5.94 kilómetros cuadrados; además de la pequeña Isla Roca Partida, por lo tanto el Archipiélago ya ha recibido la visita de estudiantes universitarios en dos ocasiones, 2014 y 2017, para hacer estudios científicos preliminares.

“Esta parte de la costa continental (Michoacán, Colima y Jalisco) que colinda con el Archipiélago, despierta mucho interés, al hacer investigación, debido al amplio desarrollo, tránsito marino y contaminación que, en estas islas, no hay”, mencionó Ortega Ruiz.

El experto en Ecología de mamíferos marinos de la UdeC, habló de las cuatro investigaciones preliminares que se vinculan con el Archipiélago: La primera es sobre la distribución de lobos marinos vistos en la costa de quienes se cree se han dispersado en las otras islas. De las ballenas jorobadas: “suponemos que los individuos vistos por medio de foto-identificación, pueden estar dispersándose en las islas, y que una de ellas puede ser la Socorro”.

Con respecto a la tercera investigación, realiza un estudio referente a la acústica que produce la ballena jorobada, para reproducirse. “Evaluamos sus sonidos en la costa y en las islas. Pensamos que los cantos de los machos, se afectan en la costa, porque hay más ruido, mientras que en las islas, esto no sucedería”; tenemos un registro en costa, y el trabajo en las islas nos permitirá mostrar que los cantos cambian por el ruido de los barcos”.

Agregó que disponen de evidencias sobre una ballena macho que canta para atraer a la hembra o competir con otros machos, pero pasa un barco con un sonido tremendo y deja de cantar; pero “son pocas evidencias todavía”:

A través de un comunicado de prensa, el investigador expone que el último trabajo es sobre enfermedades en la piel de las ballenas. “Con las fotos de las ballenas podemos analizar las marcas que tienen, algunas de las cuales se asocian con virus o bacterias, y posiblemente, los sitios más contaminados originan este problema.

Fotos tomadas de la página de la UdeC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *