Google homenajea a Nellie Campobello, mexicana bailarina

La vida de esta emprendedora y valiosa mujer tuvo un trágico final, a los 84 años desapareció de la vida pública y nadie supo de ella

Ciudad de México, 7 Noviembre.- Google decidió homenajear a la mexicana, Nellie Campobello, a 117 años de su natalicio, se sabe que su vida fue un verdadero misterio, fue narradora y testigo de la Revolución Mexicana y propulsora del ballet de México.

Aparentemente su nombre real es Francisca Ernestina Moya Luna, y se cree que su nombre artístico fue tomado de una perra que tenía su madre a la que llamaba “Nellie” y el Campobello de su padrastro Jesús Campbell Morton.

El Dr Atl fue el que publicó los primeros poemas de esta gran escritora, que fueron traducidos al inglés por Langston y Hughes, también publicados en la revista cubana “Revista de la Habana”.

Fundó con su hermana Gloria Campobello el Ballet de la Ciudad de México; después creó la Escuela Nacional de Danza, de la que fue directora hasta 1984.

Una de su grandes anécdotas es que el presidente Lázaro Cárdenas le encomendó una coreografía que representara la conmemoración de la Revolución Mexicana y así, en noviembre de 1931, Campobello presentó el ‘Ballet 30-30’ en el Estadio Nacional. La obra tomó vida con los estudiantes de la Escuela Plástica Dinámica (hoy Escuela Nacional de Danza Nellie y Gloria Campobello) y niños de primaria que simbolizaban al pueblo, mientras que Campobello, vestida de rojo, representó a la Revolución. La obra fue tan famosa que fueron de gira por todo el país.

La vida de esta emprendedora y valiosa mujer tuvo un trágico final, a los 84 años desapareció de la vida pública y nadie supo de ella.

Después de una exhaustiva investigación la verdad salió a la luz, fue secuestrada durante sus dos últimos años de vida, por una exalumna, María Cristina Belmont y su esposo Claudio Niño Cienfuentes, Nellie fue obligada firmar un testamento para que ellos cobraran su pensión.

Falleció el 9 de julio de 1986 y sus restos fueron encontrados en el estado de Hidalgo, le organizaron un homenaje en Bellas Artes en 1999 y la trasladaron a su ciudad natal Villa Ocampo, Durango, donde crearon un monumento en su honor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *