Papa a favor del migrante y refugiado

El Papa Francisco pidió a los gobiernos que se encarguen de formar adecuadamente al personal asignado de los controles de las fronteras

Vaticano, 21 Agosto.- El Papa Francisco hizo un llamado para evitar la detención de forma violenta de los indocumentados y realizó una invitación para que los países ofrezcan visados especiales para favorecer la reunificación familiar.

Esta petición fue parte del mensaje que envió el Papa por motivo de la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado que la iglesia católica celebrará el próximo 14 de enero del 2018.

Acoger, proteger, promover e integrar a los emigrantes y refugiados, es el título del texto que utilizó el Papa con la finalidad de incrementar y simplificar la concesión de visados por motivos humanitaros y por reunificación familiar.

En este llamado también defendió el derecho de los emigrantes a un alojamiento adecuado y decoroso y solicitó un visado temporal o especial para aquellas personas que tienen que huir de sus países por conflictos.

Las expulsiones colectivas y arbitrarias de emigrantes y refugiados no son una solución idónea, sobre todo cuando se realizan hacia países que no pueden garantizar el respeto a la dignidad ni a los derechos fundamentales.

El Papa Francisco pidió a los gobiernos que se encarguen de formar adecuadamente al personal asignado de los controles de las fronteras para que se garantice la seguridad personal, así como el acceso a los servicios básicos de los emigrantes y solicitudes de asilo.

En nombre de la dignidad fundamental de cada persona, es necesario esforzarse para preferir soluciones que sean alternativas a la detención de los que se encuentran en el territorio nacional sin estar autorizados.

Retomó que el estatus migratorio no debe limitar el acceso a la asistencia sanitaria nacional, ni a los sistemas de pensiones o a la transparencia de sus contribuciones en el caso de repatriación.

“Es una gran responsabilidad que la Iglesia quiere compartir con todos los creyentes y con todos los hombres y mujeres de buena voluntad, que están llamados a responder con generosidad, diligencia, sabiduría y amplitud de miras” cada uno según sus posibilidades “a los numerosos desafíos planteados por las migraciones contemporáneas”, ponderó

Con información de Aristegui Noticias.

Imagen vía web

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *