Asesinan al líder municipal de Morena en Guerrero

Calificaron de sicario a Catarino, “solo porque los policías le sembraron una pistola encima de su cuerpo”

Guerrero, 05 Junio.- El secretario del Colegio de Abogados de Tixtla y dirigente municipal del Movimiento de Regeneración Nacional, Eduardo Catarino Dirco, fue asesinado ayer en Tixtla Guerrero por policías del estado que se enfrentaban a  balazos con civiles armados ubicados en diferentes puntos de la ciudad.

Catarino fue asesinado dentro de su casa por policías estatales,  en donde se encontraba refugiándose del ataque junto con su esposa, hijo y un sobrino.

Sin embargo a pesar de que los hechos ocurrieron en la avenida Insurgentes en el barrio Santuario, los familiares del dirigente del partido de Morena, se quejaron porque los uniformados irrumpieron en su casa y le dispararon, mientras que las declaraciones del vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, declararon por medio de un boletín de prensa que la Policía del Estado abatió a dos sicarios en un enfrentamiento, pero calificaron de sicario a Catarino, “solo porque los policías le sembraron una pistola encima de su cuerpo”

Las primeras versiones de los hechos, declaran que los policías estatales perseguían una camioneta Urvan con dirección de Chilpancingo a Tixtla, donde al llegar a la avenida Insurgente ocurrió un primer enfrentamiento que dejó como saldo dos muertos.

Los hombres que viajaban en el vehículo trataron de meterse en a varios de los negocios, pero al serles imposible arribaron a las casas aledañas para escapar de los agentes estatales, sin embargo varios vecinos del Santuario denunciaron que los uniformados irrumpieron en sus casas, rompieron los vidrios, ventanas y puertas para poder entrar y después los catearon.

Un vecino relató ” Dejé cerrada mi casa, pero al regresar estaba abierta, mis pertenencias estaban en el piso, cama, y lo hicieron los policías porque andaban buscando algo pero nosotros no escondemos nada y hasta se robaron un celular que se estaba cargando.

Por otra parte el presidente del colegio Lucas Moisés  comentó:

Sus familiares y su esposa vieron que policías estatales le dispararon al abogado y le sembraron el arma AK-47 para poder decir que es delincuente, pero no es delincuente es un trabajador, la familia lo conoce y la ciudadanía.

“Al llegar los uniformados, su esposa dijo a los policías que eran los caseros que vivían en la casa, además el abogado también les comentó a los agentes y no le hicieron caso y le dispararon”, declaró.

Agregó que llegaron paramédicos de la Secretaría de Protección Civil estatal para atender al abogado Catarino Dircio no tenía el arma y después de entrar los policías “ya le habían puesto el arma”.

Información Vanguardia // imagen vía web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *