Sacerdote inhibe actos delictivos en Ixtlahuacán

Alcalde de Ixtlahuacán señaló que dentro del programa preventivo Decídete tienen un proyecto para construir la Clínica Regional contra Adicciones pero faltan los recursos

Colima, 20.- A través del programa Decídete, un sacerdote emprende acciones para inhibir los delitos en el municipio de Ixtlahuacán, así lo externó el presidente Crispín Gutiérrez Moreno, en su comparecencia realizada en la Sala de juntas Gral. Francisco J. Múgica.

El edil expuso que en el municipio no han sufrido situaciones delictivas de consideración, e informó que ya cuentan con un terreno para cristalizar la construcción de una Clínica Regional Contra las Adicciones, porque el proyecto está terminado y falta la gestión de recursos ante diversas instituciones para convertirla en una realidad.

La declaración fue hecha en respuesta a un cuestionamiento del diputado Federico Rangel Lozano, para lo cual el edil manifestó que entre las acciones realizadas en el programa de prevención del delito, su administración creó el programa Decídete.

“Ese programa está a cargo de un sacerdote que cuenta con la experiencia necesaria en el trabajo preventivo, se trabaja directamente con las familias, en donde se detectan problemas de drogadicción y las personas afectadas son canalizadas a las instancias correspondientes”.

Por lo anterior, indicó que a la fecha han invertido un monto de 400 mil pesos para el tratamiento de las adicciones, brindando resultados favorables y muestra de ello es que fueron tratados psicológicamente a 14 jóvenes en instalaciones del Ayuntamiento.

Crispín Gutiérrez aseguró que el índice delictivo este año es mínimo, pues sólo se han contabilizado dos robos a vivienda, un asalto y un homicidio doloso, que se presentó tras una riña, pues en relación con el año pasado, se tuvieron 13 robos a casa-habitación.

Fue una reducción considerable, toda vez que en la comunidad Las Conchas, que fue el punto rojo,la autoridad municipal de manera coordinada con los vecinos abatieron a problemática, pues “los habitantes propusieron reglas, ya que los robos se dieron entre familiares”.

Por último, en el boletín de presa, destacó que el número de elementos de la corporación policiaca, asciende a sólo 20 agentes preventivos, todos acreditados en el examen de control y confianza, para dar seguridad a una población de 5 mil 800 habitantes.

Fotos tomadas de la página del Congreso del Estado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *