Exigen a PGJE y SEMOV instalar módulo en tianguis de automóviles

Los legisladores lo exigen con el afán de dar seguridad y garantizar a los compradores que el vehículo que piensan adquirir no sea robado

Colima, 14 Mayo.-  Por iniciativa del legislador Santiago Chávez Chávez, el Congreso del Estado exhortó al Procurador General de Justicia del Estado, José Guadalupe Franco Escobar instale y mantenga un módulo con personal ministerial en los tianguis de autos usados del Estado de Colima con el afán de dar seguridad y confianza a las personas que compran algún vehículo, o para quienes soliciten se les revise que el vehículo que piensan adquirir no sea robado.

Chávez Chávez, a nombre de los legisladores del PRI, PT, PVEM y Nueva Alianza, propuso también que en esos lugares exista presencia de personal y equipo calificado de la Secretaría de Movilidad, que encabeza Gisela Méndez, para que revise que los documentos del automotor estén en regla.

El legislador por el municipio de Tecomán indicó que en varios municipios del Estado hay tianguis a los que asisten vendedores y compradores de autos usados; sin embargo, en esos lugares priva la inseguridad, pues quien vende no garantiza por escrito que el automóvil está en buenas condiciones, ni ofrece un contrato de compraventa.

Destacó que en esos lugares abundan los revendedores de autos, mejor conocidos como “coyotes”, por lo que no es extraño ser víctima de un fraude, e incluso del robo del vehículo, de documentos o dinero, aunque reconoció que siempre y cuando se trate de personas confiables, la compra entre particulares es una buena opción, pues el precio suele ser más bajo, pero el inconveniente es que por lo general el vendedor no cuenta con un domicilio fiscal ni otorga garantía, no se firma ningún contrato de compraventa y en la mayoría de los casos se paga de contado.

Para culminar, a través de un boletín de prensa, el diputado manifestó que si bien dichos establecimientos son autorizados por las autoridades competentes, también es que tales centros comerciales no brindan seguridad alguna a los compradores o interesados en adquirir un automóvil, toda vez que en el momento de la compra-venta no existe ninguna autoridad para revisar los documentos que amparan la propiedad del bien ni las condiciones mecánicas.

Fotos tomadas del página del Congreso del Estado y la web

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *