Contrata a comando para sustraer a niños en Acapulco

Roberto Álvarez, vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, dijo que la mamá de los cuatro niños contrató a un grupo armado para poder quitárselos al padre, quien tenía la custodia de los menores.

Ciudad de México, 6 Dic.- El caso de cuatro niños sustraídos de su casa en Acapulco, y encontrados en la ciudad de Monterrey el día de ayer, dejó al descubierto un violento pleito familiar. De acuerdo con el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez, la mamá contrató a un grupo del crimen organizado para poder quitárselos a su papá, quien los tenía en custodia.

En entrevista, el vocero explicó que el padre de los menores refirió que había sido atacado y obligado por un comando armado a entregar a los infantes. Así se emitió la Alerta Amber, y se integró la carpeta de investigación. Después se estableció contacto con la madre y se pudo establecer que era un asunto familiar, pero con uso de la delincuencia para poder sustraer a los menores del padre y llevarlos a Monterrey.

Agregó que la investigación de la Fiscalía de Guerrero encontró que por irregularidades entre las versiones del padre de los niños y la mamá de ellos encontraron que esta última fue quien contrató a un comando para sustraer a los menores de edad.

El funcionario dijo que se evalúa de qué manera se podría llegar a sancionar a los autores materiales e intelectuales de esta acción, que consideró un delito grave por el uso de armas de uso exclusivo del Ejército y por delincuencia organizada.

El pasado fin de semana, La Fiscalía de Guerrero reportó que cuatro hermanos menores de edad fueron sustraídos de su casa en Acapulco, Guerrero, el 30 de noviembre.

De acuerdo con la Alerta Amber emitidas para localizarlos, los menores fueron sustraídos al mismo tiempo de la vivienda ubicada en la comunidad de Los Órganos, en el municipio de Acapulco.

“En Monterrey se encuentran sanos y salvos, la averiguación previa continúa, debemos ver a quién se le queda la custodia”, aseguró Roberto Álvarez.

 

Con información de Milenio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *